SOLILOQUIO

¿Qué es un soliloquio?, querrás saber, es alguien que habla solo o consigo mismo, es decir un solo hablante que pone en primer lugar su mundo interior. Esto se denomina monólogo interior.


Es un buen ejercicio para desinhibir la escritura. A mucha gente le lleva años poder escribir un monólogo interior. Es una modalidad narrativa que nos enseña a romper moldes y a dar un paseo por nuestro inconsciente.

Esto del soliloquio o del monólogo interior les sucede a todos los mortales, ya que el cerebro nunca deja de trabajar, ni cuando dormimos. Pero a diferencia de los demás mortales, nosotros somos escritores y debemos estar atentos a todo ese caos interno que tenemos.

Imagínate que estas escribiendo una novela y tu personaje tiene un dilema que resolver, o más que un dilema una escena compleja donde sus sentimientos están a flor de piel y no sabe qué hacer. El narrador deja las vivencias del personaje, lo lógico y da paso al sentido individual.

Por ejemplo:

Lo lógico:

―Subí al coche. El móvil empezó a sonar con mi canción preferida. El trafico que cada vez se acumulaba más delante de mis ojos, me hacía pensar que no iba a llegar a mi trabajo. Frene. Busqué el manos libres. Era Matías…

Sentido individual:

―Subí al coche. El móvil empezó a sonar, no deja de sonar, mi canción favorita me taladra el cerebro, sigue sonando. El tráfico es muy denso y se amontona delante de mis narices. Quiero llegar a mi trabajo, no quiero hablar con nadie, el transito me frena, ¿quién llama, qué pesado?…

Una cosa así sería un monólogo interior. Esto es entrar en la conciencia del personaje.

¿Cuándo sucede este momento, el de hablar con uno mismo?

Pues muchos dicen que cuando estamos cansados que es el momento de menor concentración, que es cuando el cerebro se dispara y sale nuestro monólogo.

En los procesos creativos es necesario poner en contacto nuestro cerebro consiente con el inconsciente. Y te darás cuenta de esto porque tú como yo que escribimos poesía, relato y algún proyecto de novela, necesitamos dominar algunos recursos técnicos, gramaticales y trabajar de forma consciente. Pero para todo hay gradaciones, un desarrollo y debemos olvidarnos de forma aparente de este proceso de creación y escuchar al inconsciente y comenzar este viaje por nuestro interior y dejar lo lógico de lado. Se da rienda suelta a la creatividad y se usa un lenguaje libre y sin censura; con imágenes violentas, un vocabulario vulgar, pensamientos puros. Una escritura automática. Hay que dejar la mano suelta.

Una buena lectura de monólogo interior es: Ulises de Joyce.

Cómo puede ayudarte un monólogo interior en tu estilo lingüístico:

En la credibilidad de tu relato, permite caracterizar mejor tus personajes y habla directamente con el lector.

Tiene distintos registros lingüísticos ya que el personaje se expresa mediante su cultura, usa su propio lenguaje. El personaje habla por sí solo.

Muestras tu verdadero tú, tu interior, lo que realmente piensas.

En definitiva:

Escribir un monólogo interior es excavar en lo más profundo de nosotros o de nuestros personajes. Esa voz que se obtiene al escribirlo es en realidad la verdadera esencia, nuestras sensaciones en un estado primario. Y recuerda debes romper las reglas, evitar explicaciones y generar cierto caos.

Disfruta escribiendo un monólogo interior, te sorprenderá el resultado.

 

SUERTE EN ESTA AVENTURA. BUCEA EN TU UNIVERSO Y POR SOBRE TODO CONFÍA EN TI Y ESCRIBE.

 

SE FELIZ.

Acerca de Graciela Giráldez

Graciela Giráldez nació en Buenos Aires (Argentina). Comenzó a escribir con temprana edad relatos y poesía que acompañaban sus estudios de guitarra y solfeo. Cursó en la Escuela Literaria del Sur talleres de relato breve, poesía, cuento y novela. Es integrante de la Asociación Literaria Poiesis y del Grupo Literario Palabras Indiscretas (GLPI), donde se desempeña como vicedirectora y coordinadora general de la Revista Literaria de dicho grupo. Actualmente colabora en la revista literaria Brotes Digital en la sección de relatos. Coordinó durante un año la sección Creación Literaria en la revista literaria Sarasuati. Ocupa su tiempo en labores administrativas haciéndolo compatible con su pasión por la escritura, la lectura y la música. Varios de sus poemas han sido semifinalistas en el Centro de Estudios Poéticos de Madrid. En el año 2011 la editorial Hipálague publica su poema “Juegos prohibidos por otros” dentro de la antología De versos encendidos. Ese mismo año, el 2011, fue invitada por March editor a participar en la antología Poesía a la frontera. Poetas en lengua catalana, aragonesa y castellana. Está incluida en las antologías Por Abril (2013) y A propósito del pintor Álvaro Lombarte (2014) de la colección “Por amor al arte” y en la antología Locus amoenus Poesía y música en Alcañiz, editada también por la Asociación Literaria poiesis. Vive en España desde 2001 en la provincia de Teruel. Mantiene un blog de poesía y prosa poética y un canal de Youtube donde, aparte de sus poemas, prosas y relatos, nos brinda pautas de escritura que fue aprendiendo a lo largo de los años a través de cursos y de su incansable afán de querer saber siempre más.
Esta entrada fue publicada en Escritura y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s